Cómo evitar las ataduras en tu estructura Hiperconvergente

Cómo evitar las ataduras en tu estructura Hiperconvergente

2016-08-30T08:49:04+00:00Otros|

Cómo evitar las ataduras en tu estructura Hiperconvergente

La implantación de Sistemas Hiperconvergentes es uno de los temas recurrentes en la agenda de todo CIO con una infraestructura virtualizada madura. Hablamos de una infraestructura de cómputo virtualizada todo-en-uno que, con un diseño basado por software, combina arquitectura x86, hipervisor, servidores, almacenamiento, switching, seguridad y servicios de almacenamiento en un único stack. Aunque aún dista de ser una tecnología vastamente extendida, cada día hay una mayor oferta entre los diferentes fabricantes.  Este paradigma de infraestructura ofrece una tecnología con alta capacidad de automatización.

Principales Razones del auge de las estructuras Hiperconvergentes

Las principales razones por las que estas infraestructuras están en auge son la búsqueda de simplificación de IT (que toma con la hiperconvergencia la forma de sistemas de ingeniería certificados por los fabricantes), la reducción de gastos operacionales, la obtención de un ROI (retorno de inversión) rápido y en general la simplificación de IT.

Cómo evitar las ataduras en tu estructura Hiperconvergente

La hiperconvergencia ayuda a eliminar “silos” de gestión de nuestro entorno virtualizado, en función de cómo se adopte. El concepto es tener no ya un coste inferior por hardware o software, sino un TCO (coste total de propiedad) mucho mejor por reducción de costes operacionales.

La hiperconvergencia ayuda a eliminar “silos” de gestión de nuestro entorno virtualizado, en función de cómo se adopte

La desventaja principal de comprar un sistema todo-en-uno de infraestructura hiperconvergente es la atadura a un fabricante. No sólo a nivel de servidor y almacenamiento, sino que  la red y el hipervisor también están íntimamente integrados.

Encontramos tres casos en función de estos niveles de integración.  El caso de Nutanix, SimpliVity y otros, se ofrecen como appliances todo en uno. Otro caso son los fabricantes de plataformas hiperconvergentes como almacenamiento definido por software (SDS) paquetizado con networking y hardware, como Datacore, EMC ScaleIO y otros. Por último, otras opciones ofrecen despliegue de SDS con un hipervisor con la libertad de elegir el hardware, o incluso emplear hardware existente (Como EVO:rack de Vmware, sobre hardware DELL, EMC, Fujitsu…).

Esta flexibilidad ofrece más libertad a IT a costa de una mayor complejidad: el equipo IT debe consolidar el equipamiento, desplegarlo, instalar el hipervisor y el SDS (si no es único appliance). Todo esto es trabajo que entra en las habilidades propias del equipo de administración de sistemas, pero que supone una desventaja por la obligación de tener que dedicar tiempo a realizar las tareas de despliegue, y exige una formación si  IT no está formado previamente. Además, hay que tener en cuenta el riesgo añadido de retrasos si no todo funciona a la primera.

Por desgracia, la libertad dentro del CPD siempre implica aumentar la complejidad. Podemos desplegar sobre estas infraestructuras varios hipervisores para superar carencias o ser más flexible, a costa de crear clusters separados por cada tecnología. Hoy en día tampoco supone un problema, puesto que las nubes híbridas nos permiten migrar nuestros servicios sobre VMs a la nube o de un cluster a otro (mediante herramientas especializadas). Es innegable que de nuevo sacrificamos sencillez de nuestro entorno. En LynxView pensamos que es nuestro deber encontrar para nuestra empresa un equilibrio adecuado entre la ansiada sencillez y ataduras.

Y vosotros, ¿qué opináis?

About the autor:

Deja tu comentario