¿Qué es realmente un equipo Agile?

¿Qué es realmente un equipo Agile?

2020-01-29T17:43:08+00:00Agile|

Lynx View nació siendo Agile. Estamos orgullosos de esta afirmación, porque cuando nuestro compañero David creó la empresa ya iba bajo la premisa de ser una empresa Agile, con valores Lean. Y si una empresa no es más que el equipo que la conforma ¿Qué es realmente un equipo Agile?

 

En Lynx View siempre hablamos de un equipo. Un sólo equipo multidisciplinar  formado por profesionales que trabajan en diferentes áreas hacia un mismo objetivo. Y aunque sí es cierto que podemos identificar especializaciones como administración, comercial, marketing, técnicos,… todos juntos formamos un solo equipo. 

 

Si partimos de esa premisa, de un solo equipo, te preguntaras ¿entonces no hay departamentos? ¿Qué pasa con los departamentos técnicos de sistemas y desarrollo? Pues aunque a los departamentos les llamamos áreas de negocio, en cuanto al área técnica no hay departamentos de sistemas, soporte, desarrollo, … sino que todos formamos un equipo multidisciplinar que se une en grupos de trabajo según su especialización y las necesidades que tenga un proyecto y/o producto. 

 

Solo por eso ya podríamos decir que somos Agile por el modelo de organización, pero los que nos hace Agile es la adaptación y la mejora continua tanto en nuestra organización como en los productos que desarrollamos. Llevamos la gestión del cambio en nuestra sangre, y sabemos que hoy en día para que algo triunfe tiene que ser flexible y adaptable a las necesidades que nos encontremos por el camino.

 

“Somos conscientes que los cambios son inevitables y la adaptabilidad de la empresa y productos es vital para los tiempos que corren” 

 

Una de las principales características de un equipo Agile es su capacidad para incorporar rápidamente el feedback de su entorno y con ello minimizar el tiempo que lleva identificar problemas y solucionarlos. Los equipos Agile y sobre todo los Lean, siempre se esfuerzan por encontrar el “desperdicio” que  obstaculizan los procesos y una vez identificados, proponen estrategias para mitigarlos antes de que sea demasiado tarde. 

 

¿Cómo encontrar estos desperdicios?. Hay que reflexionar, sobre lo que hacemos mal, para mejorarlo. Y también sobre lo que hacemos bien, para mejorarlo. Los éxitos y los fracasos son una oportunidad de mejora que nos puede llevar a realizar productos y/o proyectos que jamás habíamos pensado que seríamos capaces. 

 

¿Y es necesario que alguien se encargue de llevar todo esto? Siempre es necesario que alguien facilite, pero no imprescindible. El secreto está en la colaboración entre departamentos o áreas de negocio. Si la información fluye en todas las áreas de la empresa, los problemas previsibles que puede tener, los que no, … es más fácil tener una visión global del estado del producto o de la empresa y ponerle solución

 

Del mismo modo con los clientes, si el cliente tiene una visión transparente del producto que se le está desarrollando, conoce al equipo (a todos, no solo al comercial y al jefe de proyecto) y el equipo conoce las necesidades de primera mano (realmente, a través de un dueño de producto) entonces los problemas, que surgirán, serán más fáciles, no solo de solucionar, sino de cubrir las necesidades reales del cliente. 

inteligencia artificial

Para analizar todo esto existen múltiples ceremonias o artefactos según la metodología Agile que se use. La más conocida son las retrospectivas. Con la retrospectiva podemos analizar en grupo acerca de un conjunto de hechos o acciones. Esto permite que todos estén mejor informados sobre por qué se toman ciertas decisiones y hacia dónde se dirige el producto. 

 

En el rol de un técnico, por ejemplo, comprender la lógica detrás de ciertas decisiones comerciales da una visión más integral del producto que se está construyendo. Puede comprender mejor la necesidad real del cliente, no tiene que tratar la especificación del producto como una lista de verificación de características en las que se trabaja de forma aislada, sino como una oportunidad para mejorar la experiencia para los consumidores finales.

 

En definitiva, para ser realmente un equipo Agile es necesario que lo sea toda la organización. Cada una de las personas que la componen deben remar juntas hacia una mejora continua que les haga llegar de forma más eficiente a sus objetivos, qué no son otros que cubrir las necesidades de sus clientes.

About the autor: