Lynx Agile: La metodología de trabajo de Lynx View

2018-10-02T09:11:09+00:00Agile, Design, Develop|

En esta entrada no pretendo explicarte las metodologías ágiles, como SCRUM y XP. Tampoco como introducirlas y/o utilizarlas en tu empresa, proyecto y equipo. Para lo primero tienes múltiples libros que seguro que te lo explican mejor que yo. Y para lo segundo necesitaría conocer las particularidades de tu proyecto y equipo y sobre todo, cuales son los objetivos que queréis alcanzar usando estás metodologías o frameworks. Lynx Agile

Según estos objetivos y el equipo, habrá que adaptar una u otra metodología  del mismo modo que se elige y se adapta las librerías y tecnología para el software o infraestructura a implementar. Incluso podríamos ir un paso más allá y decir que cada equipo debería tener su propia metodología y adaptarla según su naturaleza. Pero esto daría para muchas líneas.

En esta entrada, mi pretensión, es acercarte los frameworks en los que nos basamos y nuestros objetivos, que seguramente alguno compartiremos. En definitiva, contarte que es eso de Lynx Agile.

 

Para el que no conozca las metodologías ágiles, estas se basan en “marcos de trabajo” (frameworks) para abordar proyectos complejos con buenas prácticas de forma iterativa e incremental aportando el máximo valor.

Para definir nuestra metodología de trabajo, debo empezar por aclarar nuestro objetivo. El objetivo número uno es la calidad. No queremos hacer los proyectos de cualquier forma, entregarlos y olvidarnos de ellos. No nos conformamos con hacer las cosas de cualquier forma con tal de conseguir un proyecto. Buscamos la mejora continua y lo conseguimos en cada paso que damos. Somos conscientes de que siempre podremos hacerlo mejor y podemos trabajar mejor.

Si la primera premisa para encontrar la calidad en nuestros servicios es la mejora continua, la segunda es la eficiencia. La eficiencia la conseguimos con una buena gestión, liviana, pero robusta. Pero sobre todo la conseguimos con buenas prácticas. Que todo el equipo tenga claras las prácticas que se deben cumplir y que estás aseguren la calidad del producto, hacen que aportemos el máximo valor posible a nuestros productos.

Pero para cumplir con estas premisas hace falta introducir dos conceptos que son inevitables para cumplirlas:

  • Eliminar desperdicios.
  • Eliminar lo complejo.

Si en un proyecto, servicio o producto existen desperdicios o tareas complejas, ya no es agile. Los primeros hay que detectarlos y eliminarlos y los segundos hay que descomponerlos en tareas o procesos simples.

A estas alturas, el iniciado en metodologías ágiles ya sabrá en qué frameworks nos basamos, aunque he de avisar que no seguimos un framework a rajatabla. Lynx Agile es una combinación de frameworks ágiles que los adaptamos a nuestros proyectos y a nuestro equipo.

Como metodología base, nos fijamos en LEAN. Me parece que su punto de partida o esencia nos debería impregnar a todos los que nos dedicamos a trabajos intelectuales y más en los tiempos en los que vivimos de competencia.

Seguir las bases de cero desperdicios y cero defectos construyendo solo lo necesario nos acerca inevitablemente a la mejora continua.

Para desarrollo a medida estamos utilizando SCRUM para la gestión y XP para las buenas prácticas. Pero la mejora continua no nos deja acomodarnos en los framework más utilizados, y siempre estamos pendientes de utilizar otras herramientas o tecnologías que no incluyen estos frameworks como el que recientemente hemos adquirido como propio, design system.

En la gestión del talento utilizamos peopleware o management 3.0 y nos está dando muy buenos resultados. Nos apoyamos muchísimo en nuestra plataforma para el bienestar laboral Kuaile que nos aporta feedback de todo el equipo.

Pero ¿Y en el resto de servicios que típicamente se gestiona con metodologías predictivas?. No todo es agile, y algunos servicios más industrializados utilizamos metodologías predictivas, pero siempre con la idea de mejorar estos procesos.

Pero hay otros que en el sector no están utilizando metodologías ágiles cuando su naturaleza la está pidiendo a gritos. Estoy hablando de implantaciones en el cloud. La flexibilidad que nos da ahora mismo el cloud, como AWS, para ir modificandolo a las necesidades de los diferentes entornos y adaptándolo a la vida del producto (que no proyecto) nos hace pensar que lo más apropiado es utilizar una metodología ágil.

¿Cual elegir entre el abanico que existe? El equipo ha empezado con Scrumban (Scrum + Kanban) y cada vez nos vamos acercando más a Scrum. El prueba y error en cada proyecto nos definirá la metodología apropiada para este tipo de productos.

Lynx Agile

La idea de ir mejorando en cada iteración e interacción nos hace definir nuestra Lynx Agile. Pero ya sabes, lo que te pueda contar hoy, mañana ya habrá cambiado. Ya es cosa del pasado.

 

Alfonso Contreras

Responsable de proyectos

About the autor: